Me gusta/ lo comparto

martes, 22 de abril de 2014

De cómo me convertí de paciente con supuesta tendinitis a socióloga en pleno trabajo de campo



¿Por qué para manejar el dolor insoportable de mi hombro se debe perturbar mi estado de conciencia? ¿Por qué?!


***  000  ***

Debo reconocer que el dolor infernal también puede perturbar mi estado de conciencia, pero no en la misma dirección. Creo que la peor pesadilla para alguien que es un poco "control freak" como yo, es no tener un control completo sobre la mente. Esa es la verdadera preocupación. No es que no pueda delegar. He realizado un trabajo interno sobre la delegación de autoridad, y no tengo ningún problema en particular en que la gente a mi alrededor haga en lugar de mí. Pero, si se trata de la capacidad de decidir, a partir de un pensamiento claro, acerca de todo lo relacionado a mí, a mi comportamiento o a cómo debo interpretar la realidad... Tengo que estar en control. Y  finalmente, después de días y noches de dolor insoportable, quede  libre! Justo a tiempo, se podría decir, en la festividad de la libertad. Sí, me duele menos. Puedo respirar. Así que, ¿qué importa si estoy drogada y en lo único que puedo pensar es en bailar  "hula - hula" en el jardín? ¿Por qué preocuparse por una posible pérdida parcial del control de la conciencia?

Justamente, el procedimiento de compra del analgésico de tipo opiáceo que me recetaron coincidió bien con mi parte "control freak".  El proceso incluyo varios pasos: 1) La nota manuscrita del médico sobre la receta aclarando "dolor severo", 2) la necesidad de mostrar mi ID en la farmacia, 3) una puntuación de mi información personal en el lado de atrás de la receta médica - incluyendo mi dirección y nuevamente el ID, 4) Mi firma en la receta.
Con respecto a la verdadera preocupación de la cual hable antes, uno de los síntomas de un fanático del control es la preocupación. Probablemente esté relacionado con una ansiedad manifiesta o encubierta sobre el futuro. Pero la preocupación no es por la incertidumbre involucrada en el futuro desconocido, sino por la posibilidad de perder la capacidad de controlar la vida, de perder la capacidad de decidir y de asumir responsabilidad.

***  000  ***

Hospital, institución total
Por supuesto que no pude quedarme sin visitar el hospital. Ya en la mitad de la noche, cuando llamamos a la línea directa de enfermeras las 24 horas, con el fin de preguntar si puedo tomar "Ibuprofeno" además de la droga que me dieron, directamente querían enviarme al hospital. Así nomás, sin preguntar nada sobre mí y sin pedir mi consentimiento, "Te doy la derivación,  debes ir a la guardia". Me negué, por supuesto. A la una de la madrugada preferí  agregarle dos pastillas de Ibuprofeno a mi droga opiácea  y esperar hasta mañana. No es que cuestionara la profesionalidad de la enfermera, sino que tengo una visión holística de mí que ella no posee. Ante mis ojos, no me transformo sola y únicamente en un hombro inflamado por habérseme inflamado el hombro. Pero lo más importante es que mi capacidad de decisión no quedó perdida. Algunos se relajan con música clásica y otros necesitan asegurarse de que siguen estando en control para relajarse. Después de unas horas en el hospital, resultó que los dolores se deben, al parecer, a una inflamación aguda articular del hombro, quizás tendón, tal vez "tendinitis."
El Hospital. Institución total.  

Según Goffman - uno de los sociólogos más importantes del siglo XX - el hospital está incluido en los tipos de instituciones totales, las cuales presentan  características comunes. Algunas características se vieron destacadas mientras estaba en la sala de emergencias.

Dos mundos sociales diferenciados
Hay personal y hay pacientes. No hay ningún punto de paso entre ellos. Existen estereotipos por los cuales los médicos se remiten a los pacientes y viceversa. Por ejemplo, recibí una inyección que lo único que me dijeron al respecto es que contiene un analgésico. Si yo no le preguntaba a la enfermera  exactamente cuál es la droga, no me lo hubiese dicho. Por suerte, yo sabía lo que era "Demerol", por lo que entré menos en pánico cuando casi perdí el conocimiento. ¿Por qué no darle al paciente la información de que es lo que le están inyectando, y por qué no explicarle de antemano lo que va a sentir o cual sería la reacción física esperable? Porque las instituciones inclusivas o totales, se apoderan del individuo y lo eliminan. No en todas las instituciones totales esto sucede con la misma intensidad o al mismo extremo, pero en todas existen aspectos opresivos.
En "Anatomía de Grey", cuando un médico se dirige a usted, en primer lugar, y antes que nada, se presenta con nombre y apellido, algo así como:

"Hi, Soy doctor Gray, y voy a ser su médica hoy"

Pero "Anatomía de Gray" no es "Anatomía de Soroka*" ¿El hombre que se me acercó y me interrogó es un médico, un enfermero,  un interno o un estudiante? Ninguna de las cuatro personas que me interrogaron se presentó. Supuse que dos eran médicos, uno era enfermero y una era enfermera, todo gracias al contexto. El sistema te muta, pasas de ser alguien que tiene identidad personal a ser una categoría. El personal te trata como una persona que pertenece a un grupo y ese grupo tiene un estatus particular. No se remite a ti como a una persona, sino como a un paciente.

Autoridad paralela


Cada miembro del personal puede venir y darme instrucciones. Eso en sí mismo ya es bastante confuso, y aún es más confuso cuando el paciente está realmente en un estado de debilidad. Y yo, que tengo que saberlo todo, que se me puede describir como una especie de "preguntona  compulsiva"´, no sé si uno sabe lo que el otro me dice o me dijo, o si el otro sabe lo que el primero de ellos oyó antes. Realmente socava mi confianza.
Todos estos elementos son suficientes para hacer sentir muy mal a una persona que tuvo que dirigirse a la guardia de un hospital. Creo que cualquiera, aún aquel que no es un "Control Freak" se sentiría por lo menos muy molesto ante estas circunstancias.
Pero la propiedad más destacada de todas en mi estadía en la guardia hospitalaria es la percepción del tiempo como tiempo perdido.

El tiempo se percibe como tiempo perdido
Simplemente se cuentan las horas. A la espera de salir. Es como si el tiempo se contara hacia atrás. El tiempo no se mueve. Sólo quiero ir a casa.

Una pronta y completa recuperación
Soy hija de médicos y siempre me sentí bien en  hospitales, me sentí segura, como si nada malo me podría pasar allí. Cuando ha cambiado mi sensación? No sé, probablemente el cambio vino con la edad, de forma gradual.

Tal vez quedé influenciada por una broma que escuché una vez: "La medicina está tan desarrollado que rara vez una persona muere sin asistencia médica"



La cosa es que después de mi visita a la sala de emergencia se me ocurrió una idea: incluir en la carrera de medicina y de enfermería, un curso de Introducción a la Sociología. Curso en el que se les enseñará a los estudiantes un poco sobre Goffman y sobre las instituciones inclusivas -o totales-, y lo que esto le produce a la persona. Creo que eso quizás podría introducir un poco más de contenido a la frase "una pronta y completa recuperación".

*Soroka es el hospital de la ciudad de Beer Sheva

6 comentarios:

  1. Uy, qué garrón. Espero que te estés recuperando de esa tendinitis, y del shock soroka.
    Alguna vez me han tenido que retener cuando intentaba huír de la guardia... y sé de alguna persona que se ha escapado.
    Tu propuesta es excelente, pero creo que sabés bien que no le van a dar curso, porque no les interesa.
    Cuál es el calmante que te hace bailar el hula hula en el jardín?? Interesante tenerlo a mano, ja ja ja ja
    Que te mejores. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Una leve y leeenta mejoria. pero, así como el dolor baja un poco el brazo se me paraliza un poco...por lo menos no es aburrido siempre lo mismo. ja ja ja ja
    Bua...que todo sea para bien.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...