Me gusta/ lo comparto

martes, 4 de febrero de 2014

Volverse una persona con suerte


Que es la intuición?

Veremos la siguiente definición: "Rasgo humano que da a una persona cierto conocimiento sobre la realidad. Conocimiento relacionado con el subconsciente y creado sin el uso del pensamiento lógico"

Este conocimiento se forma rápidamente de manera ¨instantánea¨ o en un proceso de ¨consulta con la almohada por la noche¨, no de inmediato. A menudo es un mensaje que aparece en diversas formas de expresión, una corazonada, un sentir, un saber o conocer así de pronto, se sitúa en el estomago, es una sensación, una voz interior. Diferentes personas sienten sus mensajes intuitivos de diferentes maneras y les dan mayor o menor legitimidad.

***  ^  ***

La cultura occidental enfatiza y prioriza, demasiado a menudo, el pensamiento racional. Esto produce que esa "voz interior" sea apartada y pierda legitimidad. Sin embargo, podemos decir que una de las fuentes del así llamado "sentido común" es la intuición misma. ¿Cómo sabemos qué hacer y cómo entendemos una situación o persona? en un buen número de ocasiones por el sentido común.
En contra del argumento que afirma que el conocimiento intuitivo no es siempre cierto y que puede resultar falso, se podría argumentar que así como no todos los conocimientos obtenidos por medio del pensamiento racional son ciertos y pueden resultar falsos, también aquellos procedentes de la intuición pueden resultar falsos. Pero esa no es razón para ignorarlos.

La legitimidad del conocimiento procedente de la intuición está relacionada con la auto-aceptación de la persona. La auto-aceptación de la persona legitimiza su voz interior y la estimula a tomar el mensaje procedente de su intuición como importante y digno de atención.

El profesor Richard Weisman, psicólogo británico de la Universidad de Hertfordshire, llevó a cabo una investigación sobre las características que presentan las personas exitosas, aquella gente "afortunada", aquella gente "con suerte". Estas son algunas de sus conclusiones:
Lucky people make effective decisions by listening to their intuition and gut feelings."
In addition, they take steps to actively boost their intuitive abilities by, for example, meditating and clearing their mind of other thoughts."

La gente afortunada toma decisiones eficaces, y muchas veces lo hace escuchando a sus sentimientos y a su intuición, lo hace oyendo a "la tripa".
Además, toman medidas para impulsar activamente sus capacidades intuitivas, por ejemplo, meditar y despejar su mente de otros pensamientos.
Weisman cita: usted debe escuchar a los "instintos", ya que por lo general son correctos.
Pero de qué forma podríamos escucharlos, si estamos sumergidos en una cultura en la cual es tan difícil legitimar este tipo de capacidades, en conjunto con la admiración, muchas veces desmesurada, que se le otorga al pensamiento lógico racional? Es muy difícil ver más allá de la valla.



Diversas teorías coinciden en que la intuición viene del cerebro mismo. Pero no como nuestra capacidad de pensar, no como una parte del cerebro "pensador" responsable del pensamiento analítico, y responsable del estado mayor de la conciencia en nuestra corteza cerebral, sino del cerebro mismo. Pareciera que esta declaración no hace diferencia entre el instinto y la intuición, pero hay una diferencia significativa. El instinto es innato, es un impulso biológico innato, es un hecho aislado. En comparación con la intuición, que puede ser moldeada por las experiencias anteriores, por los recuerdos del pasado, y no actuar como un hecho aislado.

Pero de qué hablamos cuando hablamos de "escuchar a la intuición"? Quiero responder analizando a la "escucha" en sí misma. Laura Whitworth, Henry Kimsey House y Phil Sndahl describen tres niveles de escucha en su libro Co-Active Coaching:

Nivel 1: Centrando la atención de la escucha hacia dentro, en nosotros mismos. La atención se centra en la importancia de lo que escuchamos para nosotros mismos. Recibimos información sobre nosotros, nuestros sentimientos acerca de las cosas, nuestra visión, nuestras emociones, nuestras conclusiones.

Nivel 2: Centrando la atención de la escucha en la otra persona. La atención no se aplica a nosotros. Se mide la importancia de lo que se escucha para él\ella. Se escucha el lenguaje corporal y las modulaciones de voz. Surge la empatía, la claridad, la cooperación.

Nivel 3: Escucha completa de 360 ​​grados. Se trata de escuchar con la intuición.  Aquí juegan roles la absorción de las sensaciones, la temperatura, el color, el nivel de energía. El escuchar con todos los sentidos.

Desde mi punto de vista, creo que hay otra categoría, manteniendo el mismo modelo de la distribución en diferentes niveles. Existiría así la cuarta categoría. El nivel 4.
Una cuarta categoría que abarca todos los niveles de escucha (Nivel 1, Nivel 2 y Nivel 3) a la vez. Este modelo de una cuarta categoría tiene en cuenta el poder de la intuición para organizar la información sobre nosotros, sobre la otra persona y la de la escucha completa del contexto en el momento dado, descubrir y entregar los mensajes en un flujo natural.

Para una persona experta en la escucha de la intuición, el nivel de escucha 4 es un hábito. Este hábito es de suma importancia para la mejora de las relaciones interpersonales, para la identificación de las oportunidades y para la toma de decisiones. A su vez, es de suma importancia para pasar a ser  "una persona afortunada", una persona "con suerte". Una persona abierta a las oportunidades y nuevas experiencias, una persona que está dispuesta a experimentar, que amplió su menú de reacciones. Una persona con suerte, lista para salir de aquellos patrones que le son familiares, entusiasta, creativa y proactiva.

Por favor, consideremos la definición de la intuición nuevamente. Probaremos la siguiente hipótesis:

"La intuición es aquel conocimiento que no proviene del acto de pensar."

La fuente de la intuición es, en efecto, un proceso de pensamiento. Pero no de pensamiento lógico, sino un tipo de pensamiento "intuitivo". Se trata de un diferente estilo de pensamiento. Así como el pensamiento creativo es un diferente estilo de pensamiento, diferente del razonamiento analítico lógico. Un estilo de pensamiento que no cancela o interfiere con el pensamiento lógico, sino que lo completa.
¿Pero por qué debo aclarar que no hay ninguna cancelación, colisión o reducimiento de la importancia de un estilo o tipo de pensamiento en relación a los demás? Porque nuestra mentalidad dicotómica "sí"/"no" no tolera de forma natural el "también" y busca siempre la categoría "o"- "o" mientras dificulta el uso del "también" y la aceptación del mismo de manera natural.  

La profesora Janet Whitman, de la Universidad de Massachusetts ,en su trabajo "Crossing The Borders of Critical Pedagogy and Creative Prosess" (cruzar la frontera entre la pedagogía crítica y el proceso creativo) define el proceso creativo y correlaciona estrechamente el nivel de escucha 4 que presente anteriormente, la intuición y la creatividad. El proceso creativo es entonces "una profunda escucha a mí mismo, al otro y a la situación dada para permitir el flujo natural de las respuestas intuitivas"

^^^  #  ^^^

En los talleres de desarrollo creativo que transmito, noto constantemente las dificultades que tiene la gente para tomar en cuenta otros procesos de pensamiento que no sea el proceso lógico. El proceso de pensamiento lógico racional es el más arraigado, el más conocido e incentivado, el más aceptado y legitimo. El patrón tan familiar, el dicotómico "o - o " es aquel que consigue la expresión más fuerte. No hay necesidad de probar o convencer sobre la importancia y la contribución de los procesos de pensamiento lógico, independientemente de la ocupación que tenga la persona, pero cuando se trata de pensamiento intuitivo y de la creatividad, repentinamente es la ocupación del hombre la que prevalece.

Me encuentro una y otra vez con la descalificación de la importancia de la creatividad. A veces, incluso me topo con una falta de respeto y por supuesto con una falta de comprensión de la contribución de la intuición. La gente se pregunta "¿Por qué, si no soy actor, pintor o cantante? Entonces para que desarrollar la creatividad y la intuición?" Es así que repentinamente la ocupación de la persona prevalece. Existe una resistencia, una de-legitimación y un reducimiento del fenómeno de pensamiento intuitivo, junto con una falta de comprensión de los beneficios del desarrollo de la intuición y de la creatividad.

 Esta situación podría surgir de una desventaja existente en el maravilloso y eficaz proceso cognitivo de nuestro cerebro. Una desventaja del razonamiento lógico que es descripta con precisión y claridad por Edward de Bono en sus libros "Guía para el Pensamiento Creativo" y "pensamiento lateral". Los patrones, las plantillas y los modelos creados en el cerebro se vuelven rígidos, se torna muy difícil crear nuevos patrones y transferir información de un patrón a otro. Nueva información se introduce en un patrón existente, aún cuando esta información no es del todo adecuada para el patrón existente. El cerebro la organizará allí.

Hoy en día, más y más personas tienden a desarrollar especialidades. Las áreas de especialización son cada vez más reducidas y específicas. Esta situación aumenta aun más la mentalidad rígida, el establecimiento de los patrones ya formados en el pasado, el arraigamiento de los patrones de pensamiento ya establecidos y relacionados con la misma área de especialización, ciertos hábitos de pensamiento y normas rígidas.

La práctica deliberada y consiente con el fin de desarrollar el pensamiento intuitivo – creativo es percibida como una "pérdida de tiempo" en campos en que supuestamente no hay requerimiento de las habilidades de pensamiento creativo o intuitivo. Como parte de estas normas rígidas, únicamente es aceptable dedicar el desarrollo de habilidades intuitivas y de la creatividad en campos como las artes y las profesiones que requieren de la creatividad de manera significativa. Hay una falta de comprensión e incapacidad para estar abierto al "también".

Tenemos que entender que el pensamiento intuitivo - creativo es un engranaje, una caja de cambios de seis velocidades. No siempre es conveniente utilizar la sexta marcha, pero esta allí cuando sea necesario o cuando lo desee.

 La posibilidad de volverse una "persona con suerte" existe. Se trata solo de una persona con una sexta marcha. Invito a los lectores a estar abierto a las oportunidades.

1 comentario:

  1. Los peores errores de mi vida los cometí cuando no escuché a mi propia intuición.
    Vivimos en un sistema que nos desvaloriza si no somos racionales, y entonces nosotros mismos terminamos limitándonos y obligándonos a pensar estructuradamente y a deducir desde el dos y dos son cuatro...
    El artículo es excelente. Yo agregaría como fuente de intuición el sentir no relacionado al cerebro. Me refiero a ese sentir que conectamos cuando estamos centrados, a esa antena que nos transmite la emoción del otro, que nos dice que en un lugar se ha dado una discusión unos minutos antes, o que nos muestra un subtexto solapado aunque no tengamos idea de lo que está sucediendo.
    La intuición a veces tiene que ver con conocimientos y asociaciones que nada tienen que ver con el cerebro (es mi opinión, fundada sólo en mi experiencia)

    Yo soy una persona de suerte, siempre lo he sido, aún en los momentos más difíciles mantengo mi buena suerte.
    Y además, traigo suerte a los que tengo cerca. Desconozco la razón de esta característica, pero se cumple siempre.

    Felicitaciones por tu nuevo blog, y gracias por acordarte de los analfabetos hebreos, ja ja ja!!!
    Te deseo toda la SUERTE!!! :) ♥

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...